Filosofía de la Planta

La filosofía de la planta de recuperación de residuos es transformar un residuo en una materia prima pura, para ser usado en la
fabricación de productos de alta calidad.
A diferencia de la filosofía de gestión de residuos comunes que está orientada a la reutilización, reciclaje o recuperación para generar
energía de un producto de desecho, consideramos más apropiado transformar los residuos en materias primas puras, tales como
hidrocarburos, metales, biocombustible y arena inerte, donde a partir de ellos es posible crear productos con los mismos niveles de calidad de los
productos comerciales estándar, pero con un menor impacto ambiental y a un costo más competitivo.

Cómo Funciona

La planta de recuperación de residuos reduce en tamaño y separa los componentes individuales de
residuos, para obtener materias primas comerciales. El material de desecho se procesa a través de turbinas
mecánica a muy alta velocidad capaces de inducir térmica y cavitacional efectos, y para reducir el tamaño
de los materiales hasta nivel molecular.

La planta puede procesar cualquier tipo de residuo, si bien la producción de materiales salientes depente
en gran medida de los materiales entrantes, podemos decir que en general se recuperan:

100%

De los metales inertes, libres de impurezas orgánicas

Bio Diesel

Los procesos de la planta permiten la obtención de biocumbustible a partir de los residuos procesados.

Hidrocarburos

Mayoría del contenido de hidrógeno y carbono se utilizan para producir hidrocarburos ligeros

Limpia CO2

para mejorar la fertilización con carbón de invernaderos

Relleno

Silicates y Sales minerales para ser utilizados para el llenado edilicio

Etapas del Proceso

Recuperación de Residuos